TRANSITO DE VENUS JUNIO 2012

Publicado en por MM:.

secuencia-pentagonal.jpg

 

Las maravillas que componen nuestro universo son realmente asombrosas y no dejan de ser perfectas obras de precisa belleza que definitivamente no pueden ser producto del azar. Este lienzo oscuro tachonado de luz atrapo la atencion de nuestros antepasados mayas, y ninguna cultura como ellos dedico tantas generaciones de sabios observadores del cielo a su comprensión y estudio. Resulta fascinante imaginar la escena donde los viejos maestros enseñaban a sus discípulos en mitad de la fría noche a escudriñar y registrar la danza celestial de los dioses, es decir el paso de los planetas a través del firmamento — y que les permitía anticiparse a las estaciones del año y poder determinar las fechas adecuadas para la siembre y cosecha—. Y seguramente, años más tarde esos discipulos ya convertidos en maestros enseñaban a sus propios díscipulos, y así sucedió durante generaciones. Por ello difundir el conocimiento que nuestros abuelos nos legaron es el eje que mueve las ruedas de este vehiculo cibernético llamado mayananswer, el cual ha crecido a lo largo de estos dos años gracias a todos ustedes lectores nuestros. Desde estas tierras mayas les enviamos fraternal abrazo.

 

El título del presente artículo obedece a la necesidad naciente de nuestros corazones inquietos, ya que ésta es ante todo una invitacion para que nos visiten el 5 de junio del 2012 a Cancún y la Riviera Maya para que presencien el segundo tránsito de Venus de este milenio, mismo que será el último que podremos presenciar en vida, ya que no se volverá a repetir sino hasta el año 2117. Serán en ese entonces los tataranietos de nuestros tataranietos quienes tendrán el privilegio de presenciarlo. Este extraordinario evento será visible desde las 17:10 hast alas 19:20 hora local aún cuando este espectáculo terminará a las 23: 15, ya por la hora no será visible en nuestras tierras el término de este acontecimiento.

 

Para entender como sucede esto debemos analizar los movimientos de traslación tanto de nuestro planeta como de nuestro candente vecino. Si viesemos a las órbitas de ambos planetas en forma de dos discos concéntricos cuyo centro es el sol, podríamos advertir como la orbita de Venus con respecto a la tierra tiene una inclinación de 3.5°, en sus recorridos ambos planetas se alinean con respecto al sol por lo menos 5 veces a lo largo de un periodo de 8 años.

 

orbinclinvenus.jpg

 

En esta secuencia es se pueden apreciar como Venus de interpone entre nuestro planeta y el sol de tal manera que podemos observar un pequeño punto negro sobre el disco solar que lo atraviesa en forma inclinada. El tránsito de Venus es un suceso muy poco frecuente. Tienen lugar 4 tránsitos en un período de 243 años, con un intervalo entre uno y el siguiente de 105,5; 8; 121,5 y 8 años. Se suelen considerar los "pares" de tránsitos que se producen en un intervalo de 8 años. En la siguiente tabla se observa las secuencias desde 1631 hasta el 2125 tales tránsitos, curiosamente el previo a 1631 se presentó en el año 1525, el mismo en que la ciudad de Tenochtitlán sucumbió bajo la bota de Hernán Cortés.

 

Sin embargo, el patrón de 105,5; 8; 121,5 y 8 años entre tránsitos consecutivos no es el único posible en el ciclo de 243 años. Antes del año 1518, los tránsitos seguían un patrón de 8; 113,5 y 121,5 años; y antes de 546 el intervalo entre tránsitos consecutivos era de 121,5 años. El patrón actual seguirá hasta el año 2846, ya que entonces será remplazado por un patrón de 105,5; 129,5 y 8 años. Ajustes de la precisa maquinaria del cosmos.

 

secuencia-transitos.jpg

 

Y por otro lado esto no es visible en el mismo lugar de la tierra, por ejemplo el 9 de diciembre de 1874 fue visible en Japón, lugar hasta donde viajó una delegación de científicos mexicanos comandados por el Dr. Francisco Díaz Cobarrubias quienes después de una odisea se instalaron en Yokohama para observar el fenómeno y tomar sus notas. La memoria técnica de estas observaciones se publicó en París a mediados del año 1875. Fue la secuencia de fotografías de Agustín Barroso las que ilustraban claramente la secuencia del tránsito venusino de ese entonces.

 

TV2012.jpg

 

No deben pues perderse la oportunidad de observar este acontecimiento único en la vida, y causalmente esta vez visible en la tierra de nuestros abuelos mayas. Se cumple así lo que tanto se anunció: llegarán de nuevo los mayas dispersos por podo el mundo a reunirse en casa de nuestros abuelos. In lakech Ah laken.

Etiquetado en astronomia

Comentar este post