EL CUERPO Y SUS ENTIDADES ANIMICAS

Publicado en por MM:.

Las culturas prehispanicas en especifico los mayas, consideraban que su realidad tanto interna como externa era producto de la voluntad de las deidades que gobernaban tanto los nueve inframundos, la tierra y los trece cielos. Consideraban que a cada uno se le habia asignado un destino que debia cumplir cabalmente para estar en el favor de los dioses, cuya influencia tenia también que verse manifestada aun en las diversas partes que compone un cuerpo humano, por lo que consideraban que existian entidades anímicas que les otorgaban naturaleza humana, individualidad, facultades sensoriales y de movilidad, sentimientos, impulsos, y capacidad intelectual; todas estas vinculadas con una divinidad protectora. Las tres principales entidades anímicas eran el cerebro, el corazon y el higado. El cerebro considerado como correspondiente al cielo alto, era el centro de la individualidad y del destino personal, se sabe que al menos una parte de este se extraia para ser convertido en cenizas junto con dos mechones de cabello, que conservaban los deudos de quien fallecia. El corazón con su correspondencia a la tierra, era el centro donde radicaba la escencia humana, la vida, las facultades mentales importantes y su pertenencia de grupo. Por ello se preferia el sacrificio mediante la extracción del corazón como el regalo mas preciado por los dioses. Al morir el individuo, el corazon era llevado a alguno de los niveles del xibalbá. El último centro animico era el higado, correspondiente al inframundo o xibalbá, era el motor de las pasiones, este se dispersaba en la superficie terrestre al morir el individuo y podia convertirse en un ser fantasmal o en alguna enfermedad, algunos lo llamaban "viento nocturno".

Los mayas consideraban que además de la entidad anímica que habitaba su cuerpo físico, tenian un acompañante externo, denominado nahual entre los mayas, el cual estaba fuertemente unido al primero y que le otorgaba las cualidades del animal que representaba. Por ejemplo un jaguar era propicio para un guerrero o un cazador, mientras que un mono era muy propicio para un artista o un escriba. Los sacerdotes mayas como método de control hacia las masas, les hacian creer que solo ellos tenian la capacidad de transformarse fisicamente en su nahual y podrian causar beneficio o daño a terceros.


Etiquetado en costumbres y creencias

Comentar este post