UH, EL ROSTRO DE IXCHEL

Publicado en por MM:.

En el pensamiento maya los dioses que sustentaban el mundo habían hecho varios intentos antes de llegar a crear una humanidad a sus ojos perfecta; su primer intento con los hombres de barro con el posterior de los hombres de madera resultaron en fracaso de tal manera que cada uno de ellos fue destruido respectivamente. Solo cuando crearon al género humano actual hecho originalmente de masa de maiz mezclado con sangre de tapir y serpiente es que lograron que los hombres les hablaran y les reconocieran como sus creadores dignos de todo culto y adoración. Los rostros de sus dioses principales alumbraban el dia y la noche, el sol y la luna respectivamente.

La luna para los mayas llamada Uh, era el vehiculo y rostro de la misma diosa Ixchel, consorte del dios creador Itzamná.
De la unión de estos dioses fueron concebdos los dioses del maíz Yum kaax, del comercio Ek Chuah e Ixchel, "la del rostro  resplandeciente", "la señora del arcoiris" que era entre otra cosas  diosa de la medicina, la concepción y los partos, del arte del tejido, de la pesca y hasta de los comerciantes quienes solían emprender sus caravanas  --por tierra o por agua-- cargadas de mercancia aprovechando la luna llena. Toda su influencia creaba movimiento o reposo sobre las aguas y sobre la vida, rigiendo asi los ciclos de todos los seres vivos. Tenemos así que controla las mareas y por tanto, su presencia o ausencia en el cielo determinada las noches y dias propicios para pescar. Para los pescadores del preclásico era pues patrona de las aguas marinas y la pesca porque Ix Chel también mandaba los huracanes y tempestades. Durante sus fiestas durante el mes Zip (25 de agosto al 13 de septiembre) la diosa era venerada por Médicos, Hechiceros, Pescadores quienes ejecutaban un danza denominada Chan tuniah.

lunaix1
Su principal santuario se encuentra en la isla de Cuzam Lumil (Cozumel o isla de las golondrinas), en la hoy conocida zona arqueológica de San Gervasio, donde era venerada y custodiada por sacerdotisas dedicadas a su culto. Del puerto de Pole (hoy Xcaret) partían las canoas de peregrinos hacia el templo en Cuzam Lumil para solicitar el oráculo de esta diosa; en esta peregrinación acudían también las mujeres jóvenes para pedir que sus embarazos procrearan los hijos que sus esposos querían. Ixchel tomaba bajo su protección a todo el que visitara su santuario. En general, era tradición entre los mayas hacer un viaje al santuario de esta diosa cuando menos una vez en su vida.

Ixchel tenia tres aspectos la madre creadora, la madre sustentadora y la madre destructora y se veia representada en el cielo por sus diferentes aspectos en su recorrido visible por el cielo. El primer aspecto lo representaba la Diosa IXCHEBEL YAX, (primera señora del pincel) madre de todas la creación, una diosa anciana con un tocado de serpientes sobre su cabeza cargando un cantaro del que vierte las aguas, madre creadora  que apaciguada y paciente da del vital líquido la vida a todas las criaturas. Sin embargo en su aspecto destructor y negativo aparece con rostro desencajado con garras en lugar de pies y manos vertiendo cantidades exhorbitantes de agua provocando tormentas,lluvias torrenciales e  inundaciones.

ixchel3
Otro aspecto de la diosa Ixchel es una jóven hilando y se presenta como sustentadora de la vida; es la señora encargada de preservar la salud de quienes la invocan, de proveerles de vestido por ser señora del tejido, de mover las aguas y permitirle a los hombres se alimentarse de las criaturas del mar. Permite la fertilidad de plantas, animales y humanos. Propocia y permite  los embarazos y custodia en sus acuosas cunas a los fetos hasta llevarlos a buen término para nacer entre los vivos y continuar con ello el ciclo de la vida. Las parteras ponían imagenes de la diosa en las cuatro esquinas de la casa de la parturienta, y una más al centro donde se localiza el fogón de tres piedras, corazón de la casa y simbolo del centro del cielo. Consagraban todos los instrumentos y espacio a la diosa para que nada quedara fuera de su protección. En su aspecto negativo la diosa era propiciadora de hechicerias y enfermedades, arruinadora de cosechas y propagadora de plagas.

El otro aspecto poco mencionado por los estudiosos del tema es el de la sustentadora del tiempo,  tal vez por ello aparece abrazando un conejo, que al ugual que el tiempo corre rápido sin voltera a ver lo que deja trás de sí. Cabe recordar que el calendario de religioso de los mayas conocido como Buc Xok o Tzolkin de 260 días se sustento en las 13 lunaciones que se presentan a lo largo del año; por ello su presencia en el cielo permitia llevar la cuenta del tiempo, del cual los mayas eran maestros perfeccionistas. Por igual este calendario sirvió de sustento para la sociedad maya ya que en combinación con sus 20 dias permitía obtener el aspecto espiritual de todo miembro de la sociead estableciendo días propicios o desfaborables en cada uno de los aspectos de su vida, permitiendo así una existencia mas llevadera. De allí que se le considere por igual la señora de la adivinación y los destinos.

La diosa también era conocida entre los mayas con otros nombres:

Sak U´h Ixik
(señora luna blanca)
Chak Chel ( arcoiris grande)
Ix Chebel Yax (Señora del primer pincel)

El culto a Ix Chel favoreció no solamente los aspectos religioso y comercial, sino que también fue un poderoso imán para la migración a la costa oriental de numerosos artistas y constructores, lo que propició la introducción de formas nuevas en la cerámica, la arquitectura y las pinturas murales. Hoy día su nombre resuena nuevamente ya que se ha rescatado la tradición maya de salir de la costa oriental de Quintana Roo para remar en barcas de maderas hacia Cozumel a fin de irle a visitar en su santuario (ver artículo TRAVESIA SAGRADA MAYA).  Nuevamente sus extraviados hijos vuelven a ser convocados por tan amorosa y protectora madre. In lakech ah laken.

lunaix2

Etiquetado en costumbres y creencias

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post