LA MATERNIDAD ENTRE LOS MAYAS

Publicado en por MM:.

En la cosmovision maya se evoca recurrentemente a la imagen femenina desde la creación misma; tal como se menciona en el Popol Wuh es la gran fuerza creadora femenina llamada ALOM, que más tarde aparece en el mismo relato como la gran abuela, madre de todos los dioses —Xmucané — quien va apareciendo a lo largo de varias escenas posteriores como la madre de las tres creaciones y abuela de los gemelos divinos Hunah Pu e Ixbalamqué. Es en este sagrado relato donde aparece la primera referencia a un embarazo que hace referencia a la princesa Ixquic, hija de uno de los señores del inframundo que al enterarse de esta situación, ordenó dar muerte inmediata a su propia hija. Ésta huyó a la tierra de los vivos para presentarse ante Xmucané como su nuera y parir a los gemelos divinos.

Tlalocan_32c15.JPG

La maternidad fue pues entre los mayas algo muy aparte de deseado y apreciado: sagrado; de hecho esta muy relacionado con la fertilidad y los ciclos naturales de la vida y esta relacionado a su vez con la necesidad de contar con una considerable población para trabajar en los campos agrícolas y por otra parte contar con suficiente número de varones para crear los ejércitos que defendiesen sus respectivas ciudades.

 

Muchas mujeres casadas que deseaban quedar embarazadas solían ir de peregrinaje saliendo del puerto de Polé —hoy Xcaret— hacia la isla de Cuzam Lumil (hoy Cozumel o isla de las golondrinas) donde se encontraba el santuario de la diosa de la maternidad y la medicina: Ixchel. A esta diosa se encomendaban tanto las aspirantes a madres como las parturientas y las parteras; estas últimas para que la diosa les permitiese ayudar en todo momento a que tanto la madre como la criatura llegaran a buen término y no se presentasen inconvenientes durante el parto provocados por los señores del Xibalbá y otras entidades malignas a las que denominaban con el genérico de "aires". Por ello era sumamente importante encomendarse a la protección de la diosa madre de todos los dioses.

 

En cuanto a los cuidados de la futura madre, estos corrían a cargo de las familiares de mayor edad, entiendase la madre, las tías, las abuelas y demas parientes femeninas con mayor experiencia. Eran continuos los ritos y ceremonias para alejar a las entidades malignas. Los baños de hierbas y temazcales eran también de uso cotidiano para mantener la salud tanto de la madre como del producto. Existian algunas creencias respecto a las parturientas y sus cuidados como que en el caso de las celebraciones de la renovación del fuego cubrirles la cara para que no se transformacen en monstruos que posteriormente devorasen niños pequeños.

 

En cuanto a la participación del padre durante este proceso no se tienen registros, pero es de suponerse que estaba muy al pendiente de la salud de la esposa como de su futuro hijo. Se tienen noticias que este participaba de hecho en la labor de parto manteniendo abrazada de frente a su esposa o bien sosteniendo los brazos de esta mientras sobre cuclillas paria al hijo o hija de ambos. Por regla general  eran asistidos por una o varias parteras y las parientas femeninas de ambos, especialmente sus respectivas madres, es decir las futuras abuelas. La preparación para este parto consistía en crear el espacio adecuado como una especie de escenario, puesto que consideraban que tanto la madre como la criatura librarían una batalla a muerte contra los señores del Xibalbá, quienes buscaban que esta empresa llegara al fracaso. De ser así se consideraba que la difunta madre era igual que un guerrero caido en batalla y se le concedia el honor de acompañar al sol en su recorrido del medio dia al ocaso convertida ya en una diosa.

 

La preparación consistia en lo siguiente: las parientas de la parturienta ayudaban a la partera colocando  en el piso al centro de la casa una sabana blanca sobre la que se colocaban hierbas; encendian fuego y quemaban incienso en las cuatro esquinas de la habitación mientras colocaban imagenes de la diosa Ixchel para invocar su protección. Mientras la parturienta se colocaba sobre la sábana semi encucillas sostenida de los brazos por el marido o bien de unas cuerdas amarradas a la estructura del techo. Esto en preparación para el parto, mientras la partera sobaba el vientre para acomodar a la criatura y lograr que se acelerara el parto. Fuera del lugar esperaban los parientes invocando la protección de la diosa Ixchel y elaborando rituales para alejar a los señores del inframundo. La partera hacia lo propio invocando las fuerzas del sol, el mar, el jaguar y la serpiente para que asistieran al neonato mientras rezaba la siguiente oración.

 

¡Es hora de la luz y del aire! ¡Es tu hora de posarte en la tierra! ¡Es tu hora de venir a asombrarte, porque ya veras como la vida asombra!  No temas los dioses reconfortan y los hombres superiores guían  ¡anda a nacer, que es hora de venir a la tierra!

 

Una vez que nacia la criatura, la partera se apresuraba a cortar el cordón umbilical mediante una navaja o cuchillo de obsidiana, el cual enredaba en una mazorca de maíz. Si era niña se apresuraban a apagar el fuego, retirar las cenizas y excavar un hoyo en ese mismo lugar para depositar la placenta y el ombligo, con en propósito de que el dios viejo del fuego protegiera tanto a la madre como a la criatura y que además en el futuro fuese una diligente esposa diestra en las labores domésticas. Si el nacido era un varón entonces se le entregaba rápidamente al padre el ombligo y la mazorca que llevaba presuroso hacia la milpa más cercana. Exactamente en mitad de este espacio el padre en compañia de otros varones retiraba el ombligo a su vez que separaba las semillas de la mazorca que repartiría en tres tantos, el primero era enterrado junto con el ombligo en ese mismo lugar para que el niño en el futuro fuese un buen agricultor. El segundo era entregado al sacerdote para que pidiera la protección de los dioses para el nuevo miembro de la familia; y por último el tercer tanto se guardaba hasta que el niño fuese lo suficientemente mayor para que el mismo los sembrase.

 

Mientras sucedia esto, en casa la partera ya habia bañado a la criatura en una fuente de agua y la envolvía en pañales. Los instrumentos que sirvieron en el parto eran lanzados a esa fuente para entregarlos a las entidades del agua y quedasen complacidas. Afuera los familiares emitian cantos de agradecimiento a los dioses por su protección. La madre era aseada y atendida por las mujeres mayores. Todo se retiraba del lugar para dejar limpio y ordenado. Una vez que regresaba el padre se le entregaba a su nuevo vástago para que con éste en brazos y con una caracola anunciara a los cuatro rumbos del universo que las fuerzas de la vida habían triunfado sobre la muerte.


enma15.jpg

Etiquetado en costumbres y creencias

Comentar este post

matronas Madrid 03/13/2017 12:38

No tenía referencia de los partos de los mayas pero me ha gustado mucho conocerlo, son cosas nuevas que siempre se agradan de leer, gracias!

oscarsabino301242.over-blog.es 12/02/2010 02:33



Excelentes artículos con los que se adquiere cultura histórica de nuestros antepasados y poder conocer y enseñar a nuestros familiares y amighos,sobre los tópicos interesantes y saber:donde
estamos,de donde venimos y para adonde vamos.


Gracias a la tecnología actual,se puede adquirir educación y cultura...a distancia.Felicitaciones,éxitos y gracias por aceptarme.


Feliz Navida y Año Nuevo...para todos.



MM:. 12/03/2010 05:42



MUchisimas gracias el proposito de este espacio es para difundir la cultura maya por el mundo, su recomendacion con sus contactos sera bien apreciada. Y por supuesto aceptamos sus sugerencias
para temas o mejoras de este blog



Marco Polo Mayer 05/21/2010 19:29



Muy buen aporte Arq., tenia algunas nociones pero se han aclarado algunas
cosas que traía en mente respecto al tema, felicidades muy bueno



MM:. 05/25/2010 14:11



Gracias Marco, estan a la orden ya 280 articulos con los temas mas variados, si andas en busca de un tema en especial solo solicitalo.



Nadya 05/20/2010 00:07



Muy buen Articulo profe


 


Al fin pude entrar jeje



MM:. 05/21/2010 01:34



Muchas gracias por el comentario y que bueno que al fin pudo entrar