KAKAW: El chocolate

Publicado en por MM:.

Con estos frios adelantados en México y norteamerica ¿no se les antoja un chocolate calientito?, pues tendremos que agradecer a los mayas o en su defecto a los olmecas por este delicioso legado. Pero,¿conocen la historia del chocolate? las primeras evidencias apuntan que los olmecas hacia el 1200 a.C. ya preparaban chocolate, aunque no de la manera como lo conocemos, sino preparado con agua y condimentado con chile, les aclaro que la leche de rumiante era completamente desconocida para los pueblos mesoamericanos.

Entre los mayas esta bebida estaba reservada a la elite: la nobleza, los comerciantes prestigiosos y los guerreros de alto rango. Tan apreciada era esta bebida que hacia el 450 d.C. se comenzaron a dejar vasos de cerámica repletos de chocolate, como ofrenda a los  monarcas en sus tumbas. El análisis químico en los residuos de algunas vasijas, ha corroborado la veracidad de los textos jeroglíficos escritos en los vasos mayas clásicos, que muchas veces explican su función como recipientes para bebidas de cacao. Tal es el caso de los glifos pintados en la tapadera del  vaso cilíndrico trípode de la imagen, magistralmente decorado con estuco pintado, cuya forma y decoración recuerdan modelos procedentes de Teotihuacan.

La inscripción dice yuk'ib' tayutal kakaw ? b'olon ts'akb'u ajaw, lo que puede traducirse como "[Este es] el vaso para la bebida (?) de cacao, del rey [nombre personal], el noveno sucesor". El nombre que aparece al final de la frase identifica al dueño del vaso, cuyo rango de ajaw indica que pertenecía a una familia real. Se desconoce su procedencia, pero se han encontrado vasos con textos muy similares en una tumba real de Tikal.

El cacao crece en climas tropicales, y en la antigüedad la "tierra de cacao" más rica se extendía en una larga franja a lo largo del pie de la cadena volcánica del pacífico, desde Soconusco (actualmente en Chiapas, México), pasando por las ricas provincias de Zapotitlán y Suchitepéquez, a través de la costa de Escuintla y Guazacapán, hasta alcanzar la región de los Izalcos (actualmente en El Salvador). Los suelos profundos y bien drenados de la bocacosta ofrecían condiciones óptimas para el cultivo.

El rey azteca Ahuitzotl emprendió una larga campaña militar para someter los ricos pueblos cacaoteros de Soconusco, hasta Ayutla, actualmente en la frontera entre Guatemala y México. Entre otros tributos valiosos, esta conquista aseguró a los reyes aztecas 400 cargas de cacao anuales, que debieron ser especialmente gratas para sus guerreros, pues según Bernal Díaz del Castillo, la guardia y los cortesanos de Moctezuma consumían diariamente 2000 jarras de cacao espumoso.

Al tiempo de la conquista española sustentaban extensos sembradíos de cacao. Cuando don Pedro de Alvarado entró en la provincia de Zapotitlán, encontró la tierra "montosa de cacaguatales y arboleda", al punto de dificultar el avance de su ejército. La producción de cacao hizo de estas tierras posesiones codiciadas, antes y después de la conquista española.

No quiero omitir que por su profundo valor apreciativo llego a utilizarse como moneda en toda mesoamerica, al grado que un esclavo llego a valer mas de cien semillas de cacao. La ventaja era que no podia ser conservada eternamente por lo que fue imposible que despertara la avaricia. Asi pues disfrutemos de esta bebida de los dioses.





Etiquetado en sociedad

Comentar este post

Demonio1321 10/28/2009 16:22


Este articulo tambien lo estaba esperando sobre el chocolate, me encanta!!! y el de las armas, guerreros.... Saludos mi arki