INSCRIPCIONES EN EL CASTILLO VIEJO DE CHICHEN

Publicado en por MM:.

uppertemplebh9.jpg

Quienes han tenido el privilegio de visitar Chichen Itza seguramente han quedado maravillados con sus edificios y monumentos, pero sobre todo aquellos que se han vuelto un icono del lugar mismo como lo son el mal denominado "castillo" —jamás he podido ver los torreones y contrafuertes—, el juego de pelota o en templo de los guerreros, inclusive el cenote, que hoy por hoy en su conjunto son una de las siete maravillas del mundo moderno.

 

Sin embargo pocos o casi nadie conoce de la existencia de otro "castillo" en el área conocida por los eruditos como Chichen Viejo, que practicamente está cerrada al público ya que sólo se permite el paso a los arqueólogos. Este conjunto esta compuesto de un grupo de estructuras al sur del templo de las monjas, siguiendo la ruta del sacbé no. 7. Incluye el grupo principal del sureste conocido también como el de la serie inicial : el templo fálico, la Plataforma de la Gran Tortuga, el Templo de los Búhos, el Templo de los Monos y el Castillo viejo, conocida por los arquéologos como estructura 18.


Imagen1-copia-1.jpg

En 1927, el Castillo de Chichén Viejo fue por primera vez objeto de exploraciones, mismas que llevó a cabo la Institución Carnegie de Washington, en el curso de una temporada de campo en la que se llevaron a cabo “excavaciones menores para exponer escultura” en unas trece estructuras de Chichén Itzá. El arqueólogo Karl Ruppert informó que se fotografió un tablero glífico en la jamba poniente de dicho edificio habiéndose determinado que su calidad era satisfactoria, se precedión entonces a rellenar la excavación. Sin embargo hacia 1953, nuevamente las fotografió David de Harport de la Institución Carnegie, estudiante de postgrado que hacía prácticas en Mayapán. Estas fotografías y los dibujos que de ellas se hicieron posteriormente formaban parte de un artículo escrito por Tatiana Proskouriakoff, en el que se ocupaba de la naturaleza de las inscripciones mayas de Chichén Itzá. Fué hasta 1990 que se volvieron a realizar estudios en castillo viejo mediante el Proyecto Arqueológico Chichén Itzá del INAH, bajo la dirección del Dr. Peter Schmidt, quien volvió a mapear el Grupo Principal del Suroeste exponiendo las jambas y los pilares del templo que corona el Castillo Viejo en el curso de los trabajos, lo que permitió realizar nuevos dibujos y fotografías.

 

De las investigaciones de dichos estudios nos quedan revelados en el presente trabajo de la coautoria de Peter Schmidt, David Stuart y Burce Love quienes nos llevan de la mano para conocer las inscripciones labradas en la estructura 18 que entre otras cosas nos revelan el nombre del fundador de las primeras dinastias K’ahk’upakal K’awiil ‘Nariz de Hueso’ Ajaw Ch’ajoom. Dicho sea de paso estas estructuras datan del año 400 de nuestra era, época en que europa romana en decadencia era invadida por las tribus barbaras. Por supuesto que deseo que la información les sea de utilidad y la lectura amena, y espero que algun día tengamos en privilegió de visitar esta parte desconocida de la maravillosa ciudad de los Itzaes. In lakech Ah Laken.


chichenitza_viejo.jpg

Etiquetado en epigrafia

Comentar este post

Chinca Salas 08/27/2010 03:51



   Interesante la historia, me gusta la arqueologia, el conocimiento del pasado, los hallazgos de los restos de las civilizaciones antiguas que nos llevan a comprender un poco el
presente y la desaparicion de estos en la epoca violenta y de pueblos diezmados dejando un poco de su cultura, costumbres, jeroglificos que develan un pueblo inteligente que no poseia tecnologia,
construcciones que nos llevan a respetar la historia antigua para construir un futuro y preservar la especie dejando hondas huellas como civilizacion para continuar la labor y cuidar el
planeta.



MM:. 08/27/2010 04:46



Estudiar a esta fascinante cultura no resulta facil, aun hay mucho por comprender, mucho que analizar, pero sobre todo mucho por sentir del pueblo vivo que aun se mantiene entre la selva. Sera
que algun dia terminemos de comprenderlos y sobre todo compromenternos con ellos?