IN MEMORIAM: Merle Green

Publicado en por MM:.

http://www.mesoweb.com/reports/media/MGR-DPL16.jpg

 

Dicen que las casualidades no existen, sino que solo hay causalidades. Para sorpresa mia el día que al fin decidí incluir en este espacio la biografía de Merle Greene en reconocimiento a su legado y obra, ese preciso día ella encaminaba sus pasos por el sacbe de luz, hacia el eterno oriente. Sus pasos ya no se oyen más en Lakan Ha. Solo resta rezar el canto con el que los mayas despedían a sus muertos:

 

ha llegado tu hora de morir, tu hora de abandonar la tierra, de desprenderte de lo que hiciste costumbre, de tu casa, de los tuyos. has de abandonar la tierra, despójate de sus bellezas y sus tristezas . no mires lo que has dejado y dale fuerza a tu espíritu para que venza los obstáculos del viaje. durante cuatro años andarás por los pasajes del xibalbá, habrás de buscar a los dioses y frente a ellos rasgaras el misterio.

 

Pero como ellos solian decir tambien, tal vez concientes de que nada muere, solo se transforma:

“El xanal regresa, pero la apariencia cambia y nunca vuelve uno a ser como fue” 

 

Ojala pronto podamos tenerte de nuevo entre nosotros con tu nueva forma, feliz vaje Merle.....In lakech Ah laken

 

El siguiente articulo es una copia del publicado en Mesoweb como homenaje postumo a la

 

La renombrada mayista Merle Greene Robertson falleció en San Francisco el viernes 22 de Abril de 2011. Como artista, historiadora del arte, fotógrafa y como mayista, a Merle llegó a ser ampliamente conocida por sus grandes contribuciones a la investigación y la conservación del arte, la iconografía y la escritura de la civilización maya.

 

Merle nació el 30 de Agosto de 1913 en Miles City, Montana, un pequeño pueblo al que alguna vez describió como "un lugar diminuto por donde el ganado cruzaba el camino" (Barnhart 2003:1). Al cumplir los ocho años de edad, su familia se cambió a vivir a Great Falls, lugar que para ella "albergaba alegres recuerdos de infancia ... el río Missouri, Giant Springs, las dunas de arena, las grandes montañas, las cabras montesas y los enormes cielos azules de Montana: los vastos paisajes" (Robertson 2006:25). Tanto en entrevistas como en su autobiografía Never in Fear (Jamas con temor) (2006), las descripciones de Merle sobre los lugares en los que pasó su infancia se distinguen por ser de un carácter pictórico; en ellas se mezclan amplios brochazos de color con descripciones íntimas de la naturaleza que la rodeaba, y con frecuencia asociaba estos sitios con su propio desarrollo como artista. Como escribió Peter Mathews (2006:13) en su prólogo a la autobiografía de Merle:

Hubo dos aspectos de su juventud en Montana que habrían de tener una gran influencia en la dirección de su vida. Uno de ellos fue su interés por las culturas nativas de América. La familia de Merle solía pasar sus vacaciones junto a un lago de montaña, en el límite del Parque Nacional de los Glaciares. Con frecuencia, Merle acompañaba a su padre a visitar a sus amigos, jefes indígenas de la tribu Pies Negros y fue entre ellos que aprendió el idioma de señas indígena. Su otra influencia fue el gran artista Charles M. Russell, quien vivía en Great Falls. La joven Merle pasó muchas tardes en la terraza de la casa de Russell, observando y aprendiendo pintura.

En su segundo año de secundaria, la familia de Merle se cambió a Seattle, lugar en el que más tarde habría de iniciar sus estudios universitarios. Dados los dos amores de su infancia, quizás sea poco sorprendente que Merle decidiera estudiar arte. "Más tarde", según cuenta Peter Mathews (2006:13), "se inscribió en el Instituto Allende de San Miguel de Allende, en México. Por espacio de tres veranos, estudió acuarela, pintura al óleo, fotografía y pintura mural con el mejor maestro muralista de México y se tituló por la Universidad de Guanajuato".

La preparación artística de Merle y sus experiencia prácticas de vivir y trabajar en México resultaron un factor crítico de preparación para la obra de su vida como mayista, misma que inició en 1961, cuando pasó a formar parte del proyecto del Museo de la Universidad de Pennsylvania en Tikal, Guatemala.

[Merle] pasó tres veranos realizando dibujos arquitectónicos de la Acrópolis Central y también comenzó a registrar monumentos mediante la realización de calcas. Está técnica había sido utilizada con anterioridad en el área maya, principalmente por parte de John H. Denison Jr. en Chichén Itzá y en otros sitios de la parte central de la península de Yucatán. Sin embargo, Merle Greene transformó esta técnica en un arte y puso asimismo en evidencia la utilidad de las calcas como forma de documentación de la escultura maya en relieve. (Mathews 2006:13)

En las aproximadamente cinco décadas que cubrió su distinguida carrera (Doyle 2000), Merle habría de llevar a cabo "unas cuatro mil" calcas (Barnhart 2003:4). En la actualidad, todas ellas son documentos de una importancia esencial, pues muchas son las que conservan detalles de las superficies talladas de monumentos que se han deteriorado desde que fueron calcados, ya sea por erosión o por la destrucción llevada a cabo por los saqueadores. En la actualidad, más de 2,000 de las calcas de Merle residen en la Colección Merle Greene Robertson de Libros Raros y Departamento de Manuscritos de la Biblioteca Latinoamericana de la Universidad de Tulane, en la ciudad de Nueva Orleáns (Hernández y Dressing 2011). Desde 1993, toda la colección de calcas de Merle ha estado a disposición de estudiosos y aficionados en CDs y pueden consultarse en línea en el sitio de Mesoweb (www.mesoweb.com/rubbings). El trabajo de Merle para conservar la herencia cultural maya de Guatemala mediante estas calcas recibió el reconocimiento del Museo Popol Vuh en 2004, cuando a Merle se le otorgó la Orden del Pop (Museo Popol Vuh 2004).

Como lo ha señalado Peter Mathews (2006:15):

Podría disculparse a cualquiera que pensara que dedicar parte de su tiempo a la exploración y además crear calcas de monumentos sería suficiente para llenar toda una vida, pero apenas se estaría comenzando a enumerar los logros de Merle. Su primer amor de la selva fue Tikal; y en México, siempre ha sido Palenque. En la década de 1970, trabajó sin descansar, documentando la escultura de Palenque. ... El resultado de las labores de Merle en Palenque se documentó de manera brillante en la suntuosa serie La Escultura de Palenque, publicada por la Imprenta de la Universidad de Princeton [Robertson 1983-1991]. En este estudio, ... Merle ha mostrado con gran detalle ... exactamente la manera en que los artistas de Palenque integraron las bellas esculturas de estuco capa por capa. Investigó los pigmentos utilizados para dar color a las esculturas, buscando sus fuentes en la región de Palenque y experimentando minuciosamente para reproducir los colores exactos que utilizaron los artistas de esta antigua ciudad. Mientras lo hacía, pudo documentar todo el método empleado para hacer las bellas esculturas de estuco por las que Palenque es tan famosa.

Las calcas, fotografías, pinturas y dibujos de la arquitectura y la escultura de Palenque que Merle llevó a cabo representan un legado permanente. En 1993, el gobierno mexicano reconoció las notables contribuciones de Merle al estudio de Palenque al otorgarle la condecoración de la Orden del Águila Azteca (Mathews 2006:17).

La serie de conferencias llamadas Mesas Redondas de Palenque, organizada por Merle, es también de una importancia definitiva para el estudio de Palenque en lo específico, aunque también para los estudios mayas en general. La primera conferencia tuvo lugar en Diciembre de 1973 y la última de las ocho conferencias tuvo lugar en Junio de 1993. Las Mesas Redondas de Palenque produjeron varios avances importantes en la manera de presentar y publicar los estudios sobre los mayas, y se editaron diez volúmenes de memorias de estas conferencias, editados tanto por Merle como por otras personas. Estas importantísimas conferencias han seguido llevándose a cabo bajo el Instituto Nacional de Antropología e Historia de México, quedando Merle como Presidenta Honoraria de las mismas (Mathews 2006:16).

En 1982, Merle fundó el Instituto de Investigación del Arte Precolombino, organización sin fines de lucro que ha llevado a cabo importantes investigaciones sobre el arte, la iconografía y la epigrafía mesoamericana. Este Instituto (P.A.R.I., por sus siglas en inglés) ha publicado numerosas monografías de investigación, así como el Boletín PARI, de aparición trimestral; también ha patrocinado la conducción de investigaciones arqueológicas del Proyecto del Grupo de las Cruces en Palenque.

Las contribuciones hechas por Merle al estudio de los mayas no habrán de olvidarse jamás, dada la importancia de su legado de documentación de materiales primarios mediante dibujo, pintura, fotografía y elaboración de calcas. Pero su presencia nos hará mucha falta a su familia, amigos, colegas y estudiantes, así como a un gran número de admiradores. K'a'ayi usik sakik'aal.

Comentar este post