Estructura politica

Publicado en por MM:.

Durante el postclásico la estructura política de las provincias indígenas constaba de tres niveles.

 

El primer nivel lo encarnaba el halach uinic o gran señor y residía en la capital. De él dependían los caciques. El cargo era hereditario por línea paterna. Sus funciones eran religiosas, militares, judiciales y políticas.

 

Los asuntos políticos de mayor relevancia eran tratados por el consejo real presidido por el halach uinic.

 

Los  menos relevantes eran atendidos por los jueces o encargados locales en presencia de un consejo  y con un abogado defensor.  Los crímenes graves eran castigados con pena de muerte, en especifico siendo arrojados de un precipicio o con la esclavitud, multas o en  raros casos la prisión.

 

halach-uinik.jpg

 

El segundo nivel era el batabil o señorío, el cual estaba bajo el dominio del batab o cacique quién sujetaba política y administrativamente a un grupo de parcialidades o barrios, y residía en uno de ellos. Por lo general los barrios se encontraban ubicados a cierta distancia del lugar de donde vivía su cacique por lo que para administrarlas nombraba para cada uno a un funcionario llamado ah cuchcab. El batab jugaba la función de unir a su población sujeta con el halach uinic del cual dependía.

 

El batab o cacique por pertenecer a la nobleza, recibía y usufructuaba parte de los excedentes tributarios de fuerza de trabajo y productos, y por medio del ah cuchcab convocaba a la población de sus barrios para la guerra y para las festividades y ceremonias tutelares.

 

pal1.jpg

 

El tercer nivel era el cuchteel, parcialidad o barrio, integrado por un conjunto de casas que agrupaban cada una hasta seis familias. Cada barrio proveía de fuerza de trabajo y productos a la élite. Sus hombres formaban los ejércitos.

 

Los barrios estaban organizados  en un sistema de clanes totémicos, exogámicos y patriarcales. El patriarca del grupo tenía poder ilimitado sobre sus hijos hasta la mayoría de edad.

 

Los gobernantes de los pueblos y aldeas forman un orden inferior de la nobleza, no eran de sangre real. solían actuar con el asesoramiento de un consejo de los señores y los sacerdotes.

 

eran a su vez custodios  de la tribu y sus tierras comunales,  sin  poder para designar dichas tierras. A la muerte del patriarca sus propiedades eran divididas entre sus herederos masculinos mas cercanos.

 

No recibían salario alguno, siendo ademas su responsabilidad el mantenimiento de los pobres y desamparados de su distrito.

 

Los  Yalba Uinikoob  o plebeyos estaban obligados a pagar impuestos y hacer servicio militar.

 

pal8.jpg


Comentar este post