ENFERMEDADES Y SALUD ENTRE LOS MAYAS

Publicado en por MM:.

Los mayas veían la vida como una constante lucha entre el bien y el mal,  entre dioses benévolos y malévolos, para cada enfermedad había una deidad que la provocaba y otra que protegía y sanaba a la persona enferma. Es realmente  muy difícil establecer un auténtico y directo dios de la medicina, aunque el dios creador era Hunab ku ésta era una deidad remota que se inhibió de todo tras acabar su obra creadora. Mayor relevancia tiene su hijo, Itzamnaah, el dios sol, el señor del cielo, dios de la vida y por ello asociado a la fertilidad, que se interesaba más por las cosas terrenales que su padre, y se le suponía el inventor de la escritura jeroglífica y de los libros de augurios; era adorado como dios de la medicina durante el mes maya zip, septiembre.

  015 

Ixchel, su esposa, era considerada la diosa de la luna, del agua y de las inundaciones; quizá la que más se acerca al honor de llamarse diosa de la medicina, pues era su protectora así como de las parturientas; se le suponía inventora del arte de tejer. Entre los mayas lacandones se llamaba akna. Otra diosa a considerar era “ixtab”, diosa de los ahorcados (suicidas), ya que los afligidos por el dolor y que consideraban incurable su mal, se suicidaban ahorcándose para que la diosa los llevara al cielo. Otros dioses de la medicina eran Cit Bolon Tun y Ahau chamahez. En el área yucateca aparece otro dios llamado Sacal Puc, dios de los yerberos, los que curan con hierbas, personajes de gran importancia en la medicina maya. Dioses menores en medicina eran los llamados bacabes, cuatro hermanos que colocados en cada uno de los puntos cardinales sostenían el universo, y que se asociaban a elementos naturales como la lluvia y el viento que también podían traer enfermedades.


grutas_1.jpg

 

En la parte opuesta, la de los dioses malvados, destaca el llamado dios de la muerte Ah Puch (también llamado Cum Hau, Hum Hau, Ah Kisin), que representado en su forma corpórea como Yum Cimil (o Yum Kimil), acechaba dando vueltas alrededor de los enfermos.

 

En el popol-vuh, libro de crónicas de los mayas quichés, aparecen otros dioses demoníacos que vivían en xibalbá; el mundo inferior regido por Hun Camé y Vucub Camé. entre estos estaban Ahalcaná que causaba la hidropesía y la ictericia, y Ahalpuh, el que producía la pus; Ahalmez y Ahaltocob , que herían a los hombres para que les sucediera el mal y murieran boca abajo, en la puerta de su casa o detrás de ella; y Xiquiripat que eran causa de las hemorragias; Chamiabac Chamiaholom, que debilitaban a los hombres hasta que se quedaran en los huesos y murieran; Patán y Quicxic , que provocaban la muerte repentina y los vómitos de sangre.

  2018.7.jpg 

Pareciera que son muchos los dioses que intervienen en la salud y en la enfermedad, sin embargo no podremos olvidar que los mayas deificaron el calendario, creando diversos dioses para cada día, mes y año, de donde podemos deducir que posiblemente también fueron adorados en su momento oportuno en relación con cualquier mal, enfermedad o epidemia.

Los mayas regían sus vida diaria mediante el tzolkin o calendario ritual. este establecía las influencias desfavorables de los dioses sobre las entidades anímicas del ser humano.  las enfermedades entonces podían hacerse presentes en el cuerpo. Cuando esto sucedía, recurrían a  la ayuda de un chilam para expulsar a la entidad que estaba afectando el centro anímico afectado. El chilam consultaba el calendario  y hacia el ritual correspondiente, a la vez que recurría al uso incienso para purificar el ambiente y de hierbas y pocimas para expulsar a la entidad invasora.

  02F5.jpg


Etiquetado en sociedad

Comentar este post