EL HAAB

Publicado en por MM:.

Revisando mi biblioteca reencontré un libro que estuvo extraviado por algún tiempo y cuyo autor Marte Trejo Sandoval nos narra de su perspectiva y experiencias en torno a lo que el denomina “los vórtices del tiempo”. De este libro me he atrevido a extractar algunas partes y ponerlas a su consideración con respecto al calendario Haab, ya que me han solicitado que hable del tema.


Me atengo a la solicitud y les entrego textualmente lo que nos narra de los uinales que componen este calendario, que a la letra dice:


Durante años tratamos de ligar nuestro calendario de acuerdo a la llamada cuenta larga maya, al parecer proveniente de una lejana fecha 8 Cumkú ―ofrecer ―4 Ahau―al señor―, de la cual se intenta partir para todas las modernas contabilidades.


No obstante, los kines de la zona maya solucionaron nuestro problema de forma mucho más sencilla, recurriendo a la misma tradición. Así para ellos, el Haab inicia en el paso cenital del sol, como sucedía durante el esplendor. Contándose a partir de ese momento 18 meses de 20 días y uno de 5, estrechamente ligados a la posición solar para cada temporada, indicándoles las fechas de siembras, cosechas, festividades y rituales; además de apoyarlos en la lectura del destino de cada ser humano.


El Haab es el único de los antiguos calendarios que aun continua llevándose por los astrólogos mayas de Yucatán e inicia su cuenta en el mes de nombre Pop ―petate―, también se refiere al gobernante o maestro y la silla o trono donde se sienta, que era realizado de petate. Porque Pop sucede en el momento que el sol no produce sombras al encontrarse colocado en el cenit del cielo, semejando estar sentado en su silla cual si fuera un gobernante.

Cada mes del Haab se llama Uinal y quiere decir jornada o trabajo, como su nombre indica se refiere a la posición del sol y sus repercusiones en la tierra. Por ejemplo: Wo significa rana y habla por consiguiente del mes de las lluvias, pero asimismo se puede traducir con el mensaje de “escuchar en silencio el sonido del agua al caer”. Ahau Wo quiere decir “señor letrado” y también “el escribano”.


El siguiente mes se llama Zip y se refiere a los espiritus del cielo y del monte. Don Jacinto Tzab dice se trata de unos pequeños personajes que montan los venados, por eso a la vez significa “contemplar el venado”, como símbolo del cielo. Yaxkin es el “rayo verde” al ponerse el sol en el otoño, y el sol verde de jade es por tanto la energía interna y la ocultación de un astro.


El Haab guarda entonces un valor doble, porque nos dice la posición del sol a diario regulando las siembras y las cosechas, pero a la vez es un código de 19 jornadas en Suyua para el maestro durante 365 dias. El calendario inicia la cuenta desde el dia 0 Pop al 19 Pop, para cambiar al siguiente “mes” desde 0 Wo, 1 Wo hasta 19 Wo, para terminar pasados los 18 meses con las fechas 0-4 Uayeb.


Regía tanto la vida ceremonial y religiosa, siendo el equivalente a nuestro calendario civil actual.

 

 

Por la incertidumbre al final de cada año, algunos investigadores llaman al Haab año vago, pero no resulta clara la forma de ajustar el dia sobrante cada cuatro años. Por ese motivo al compararse las cuentas mayas con los años cristianos se desfasan, hasta perder su sentido original. Este problema surgió al parecer entre los mismos abuelos, llevándolos a realizar reuniones periódicas de astrónomos para ajustarse las cuentas a la traslación de la tierra.

Gracias a la información de los mayas actuales de Carrillo Puerto, Don Vicente Martín, los rituales del calendario que realiza el Ah Men, Don Jacinto Tzab, asi como al legado de los investigadores Alfredo Barrera y Domingo Martínez Paredes, podemos ahora armar un moderno Haab, dándole su sentido original al camino del sol, con especial atención a la secuencia de trabajos y rituales a realizar año con año.

Etiquetado en calendario

Comentar este post