EL CACAO

Publicado en por MM:.

Ya tuve la oportunidad de referirme a esta magnifica planta en un articulo pasado pero no he querido dejar pasar la oportunidad para referirme a la misma desde un punto de vista mas cientifico puesto que para los mayas era de sumo aprecio la bebida que desde entonces nos heredaron y que practicamente conquisto los paladares de todo el mundo: el chocolate.

 

kakaw.jpg

 

El cacao o Theobroma cacao L. es el nombre del árbol del cacao (o cacaotero). Según estudios de su materia genética, es nativa de América del Sur, posiblemente de la cuenca del río Orinoco y río Amazonas. Actualmente su cultivo se extiende desde México a Brasil, en zonas tropicales, pero también se le siembra en el oeste de África. Según el mismo estudio, fue domesticado en América del Sur. Una plantación de cacaoteros es un cacaotal. El término Theobroma en griego significa 'alimento de los dioses'; pero la palabra cacao viene del maya Ka'kaw. El nombre científico lleva añadida al final una abreviatura botánica convencional; en este caso L., que es la inicial del apellido del naturalista sueco que clasificó la planta, Carlos Linneo. Estarán de acuerdo conmigo que el término no pudo haber sido más exacto, el chocolate es bebida de dioses.

 

El cacaotero es un árbol que necesita de bastante humedad y de calor. Es una planta de hoja perenne y siempre se encuentra en floración, crece entre los 6 y los 10 m de altura. Requiere sombra (crecen a la sombra de otros árboles más grandes como cocoteros y plataneros), protección del viento y un suelo rico y poroso, pero no se desarrolla bien en las tierras bajas de vapores cálidos. Su altura ideal es, más o menos, a 400 msnm. El terreno debe ser rico en nitrógeno y en potasio, y el clima húmedo, con una temperatura entre los 20 °C y los 30 °C .


Sus pequeñas flores de color rosa y sus frutos crecen de forma inusual: directamente del tronco y de las ramas más antiguas. Las flores son polinizadas por unas pequeñas mosquitas. El fruto es una baya denominada maraca o mazorca, que tiene forma de calabacín alargado, se vuelve roja o amarillo purpúrea y pesa aproximadamente 450 gr cuando madura (de 15 a 30 cm de largo por 7 a 12 cm de ancho). Un árbol comienza a rendir cuando tiene 4 ó 5 años. En un año, cuando madura, puede tener 6.000 flores pero sólo 20 maracas. A pesar de que sus frutos maduran durante todo el año, normalmente se realizan dos cosechas: la principal (que empieza hacia el final de la estación lluviosa y continúa hasta el inicio de la estación seca) y la intermedia (al principio del siguiente periodo de lluvias), y son necesarios de cinco a seis meses entre su fertilización y su recolección.


Reino:
Plantae
Filo:
Tracheobionta
Clase:
Magnoliopsida
Orden:
Malvales
Familia:
Malvaceae
Nombre científico:
Theobroma cacao L.
Nombres comunes:
Cacao

 

Como ya mencioné los primeros árboles del cacao crecían de forma natural a la sombra de las selvas tropicales de las cuencas del Amazonas y del Orinoco, hace unos 4000 años  . Los primeros cultivadores en Centroamerica fueron los habitantes del sitio de Puerto Escondido, en Honduras, alrededor de 1100 a. C. Entre 600 y 400 a. C. se extendió a Belice  también. Con la aparición de la civilización Olmeca, cerca de 900 a. C. es probable que la siembra de cacao se haya extendido por toda Mesoamérica. Los mayas, hacia el siglo X a. C., casi simultáneamente con los olmecas, se habían establecido en una extensa región al sur del México actual, que se extiende desde la península del Yucatán en América Central a lo largo de región de Chiapas, Tabasco y la costa de Guatemala en el Pacífico. Fueron los mayas quienes llamaban al árbol del cacao ka'kaw: frase relacionada con el fuego (k´ak) por el color de sus almendras, y al Chocolate le llamaba Chocolhaa o agua (haa) amarga (Chocol). El cacao era para los mayas sinónimo de vigor físico y longevidad. La palabra nahuatl cacahuaxochitl se refiere a la flor (xochitl) del árbol de cacao.

 

Mapa-cacao.jpg

 

Los mayas crearon pues este brebaje amargo (Chocolha) hecho de semillas de cacao que consumían exclusivamente los reyes y los nobles y era usado para dar solemnidad a determinados rituales sagrados, aunque se sabe que otras clases sociales llegaron posteriormente a utilizarla en ocasiones especiales para imprimir estatus a sus celebraciones. En sus libros, los mayas describen además diversas formas de elaborar y perfumar la bebida: más líquido o más espeso, con más o menos espuma, con aditamentos como la miel, llamada por ellos hikoth, el maíz o Ixim, el chile picante.


El chocolate se usaba con fines terapéuticos. Los médicos mayas prescribían el consumo de cacao tanto como estimulante como por sus efectos calmantes. Los guerreros lo consumían como una bebida reconstituyente, y la manteca de cacao era usada como ungüento para curar heridas. Fué también usado como moneda hasta la llegada de los conquistadores hispanos.


Más tarde, los mismos comerciantes mayas lo llevan hacia el norte, a las tierras que ocupaban los toltecas, el pueblo que precedió a los aztecas en la historia de Mesoamérica. Desde ese momento se volvió la bebida favorita de la nobleza pero las clases menos privilegiadas la llegaron a consumir en ocasiones especiales.

 

http://www.farinez.com/uploaded_images/cacao_maya-755556.jpg

El dominio azteca supuso, pues, la sumisión de   todos los pueblos que constituyeron el inmenso imperio de los adoradores del Sol y de la Serpiente Emplumada, o Quetzalcóatl, Kukulkán para los mayas, el dios fundador de la estirpe y de la cultura precolombina. Era precisamente a Quetzalcóatl a quien los aztecas hacían remontar el primer origen de cacao, regalo divino para aliviar su cansancio y deleitar el reposo.

 

Durante el dominio azteca fue común que solicitaran a los pueblos sojuzgados tributos al imperio muchas veces consistente en sacos de semillas de cacao; esto se sabe por las matrículas de tributos que aún se conservan. Eran espacialmente apreciadas las semillas provenientes de Tabasco y el Soconusco en Chiapas, también de Zapotitlán en Cuahutemallan (Guatemala). Otras regiones menos privilegiadas pero por igual productoras de cacao fueron Cihuatlan, Coliman, Tochpan, Quahutochco y Tochtepec. Los aztecas prescribieron también una poción a base de cacao mezclado con el polvo de los huesos machacados de sus antepasados para curar la diarrea. Los aztecas mezclaban chile con las semillas del cacao tostadas y molidas, y añadían harina de maíz como emulsionante básico para absorber la manteca de cacao. La espuma era una de las partes más importantes y deliciosas de la bebida. Los mayas hacían que la bebida fuera aún más espumosa vertiéndola desde un recipiente elevado a otro que estaba en el suelo. Más tarde, los aztecas inventaron una especie de molinillo para provocar la aparición de la espuma.

 

cacao.jpg

 

De acuerdo con la mitología maya, Kukulkán le dio el cacao a los mayas después de la creación de la humanidad, hecha de maíz (Ixim) por la diosa Xmucané.  Los mayas celebraban un festival anual en abril, para honrar al dios del cacao, Ek Chuah, un evento que incluía sacrificios de perros y otros animales con marcas pintadas de chocolate; ofrendas de cacao; plumas, incienso e intercambios de regalos.

 

Los aztecas adaptaron la misma leyenda así: El dios Quetzalcóatl (representado por los mortales como 'la serpiente emplumada') bajó de los cielos para transmitir sabiduría a los hombres y les trajo un regalo: la planta del cacao. Al parecer, los otros dioses no le perdonaron que diera a conocer un alimento divino y se vengaron desterrándolo: fue expulsado de sus tierras por el dios Txktlpohk, esta versión en realidad es una confusión con la versión griega acerca del fuego robado a los dioses por Prometeo (recuerdese que los mayas relacionan el cacao con el fuego y el agua). Otra versión cuenta que Quetzalcóatl era un dios bondadoso que estaba enfrentado a Tezcatlipoca, el dios cruel; este pudo más que él y lo condenó al destierro. Sea como sea la historia, lo cierto es que antes de marcharse prometió volver por donde sale el sol en el año ce-acatl, según el calendario azteca, lo que luego se asoció con la llegada de Hernán Cortés.

  http://www.chocoguatemaya.com/images/maya_vase.jpg

 

Más allá de leyendas, el cacao tenía una función esencial en los ritos religiosos: ya los mayas creían que la bebida que se conseguía tostando y machacando los frutos les alimentaría después de la muerte. Se celebraban rituales religiosos en diferentes fases del cultivo del cacao. Otra práctica habitual obligaba a los plantadores a mantenerse célibes durante trece noches. Al llegar a la décimo cuarta, podían yacer con sus esposas y luego proceder a la siembra del cacao. Otra ceremonia consistía en colocar las semillas en unos pequeños cuencos antes de efectuar unos rituales secretos en presencia de un ídolo. Luego se extraía sangre de diferentes partes del cuerpo de una víctima humana para ungir al ídolo. Otra práctica era regar la tierra que tenía que ser sembrada con la sangre del sacrificio de unas aves; etc. Muchos de estos rituales estan relacionados al Popol Vuh donde la princesa Ixquic cuando de un árbol de la cual surgieron frutos en forma de cabezas del gemelo divino Hun Hunahpu este le escupió en la mano quedando embarazada al instante. 

 

Fuente consultada: http://es.wikipedia.org/wiki/Theobroma_cacao

Etiquetado en flora y fauna

Comentar este post