ALGUNAS INTIMIDADES DEL TEMPLO III DE TIKAL

Publicado en por MM:.

 

Este articulo fué tomado integro de la página de chapineseneuropa.com y me ha parecido bastante interesante sobre todo esto resultará del agrado de mis amigos guatemaltecos (chapines) que son seguidores asiduos de  este espacio. Unicamente me di a la tarea de adicionarle algunas imagenes para que su lectura sea más amena y didáctica.

 

El arqueólogo guatemalteco Francisco de León, desde Suecia, nos envía este muy interesante artículo.

 

ALGUNAS INTIMIDADES DEL TEMPLO III DE TIKAL

Francisco de León


En diciembre de 1998 dirigi el Proyecto de Restauración del Templo III de Tikal a través de mi empresa Corporación Arqueológica S. A. (COARSA). Proyecto que fué financiado con los fondos privativos del Parque Nacional Tikal yadministrados por el Instituto de Antropología e Historia del Ministerio de Cultura y Deportes. Este proyecto de restauración se originó por la preocupación que las autoridades de turno tuvieron por proteger este monumento ya que en 1994 cayó una descarga electromagnética sobre la parte trasera de la crestería del Templo ocasionando una grieta desde el extremo superior de este elemento hasta el piso del templo.

 

Según se reportó en ese momento, por los guardias del Parque, el rayo impactó sobre la crestería, junto al diseño enmarcado que decoraba su pared posterior, se desplazó en línea oblicua de arriba hacia abajo,provocó un agujero de salida en la parte media de la fachada de la crestería y finalmente afectó la bóveda, el muro este y la jamba norte de la camara 1 del templo. Esto provocó una grieta en la pared, que finalmente parece haber terminado en el dintel de la primera puerta del templo.

 

Lo que presento a continuación es información interesante sobre este monumento que para muchos guatemaltecos seria valiosa conocer. Es de hacer notar que la restauración de monumentos prehispánicos en Guatemala es de alto nivel y es reconocida en el área de mesoamérica como la mejor, debido al alto grado de especialización que tienen tanto los maestros restauradores, los arqueólogos restauradores como los artesanos y albañiles.

 

EL TEMPLO III DE TIKAL

 

El Templo III del Parque Nacional tikal está ubicado 200 m. Al oeste de la gran Plaza y mide 55 m. de altura desde su base hasta la cúspide de la crestería. Se encuentra orientado hace el Este, viendo hacia los monumentales Templos I y II, al ancestral recinto funerario formado por la Acrópolis Norte, así como también al mayor complejo palaciego de la ciudad compuesto por los edificios residendiales de la acrópolis central.

 

panotikal2apsd.jpg

 

 

La construcción de este edificio ocurrió alrededor del año 800 d.C. Y fue mandado a erigir por el gobernante Nu Bak Chak II, trigésimo en la línea real de sucesión, ya que él es el que aparece mencionado en el Dintel 2 del Templo III como “Divino señor de tikal”. Este fue el último de los grandes templos construidos en esta metrópoli y al pie del edificio se colocó la Estela 24 con su respectivo altar, fechados para el 810 d.C., uno de los monumentos inscritos más tardíos del lugar.

 

El basamento piramidal del Templo III, está compuesto de nueve cuerpos, que han sido definidos únicamente por calas de aproximación, con las cuales se delimitaron (calas son pequeñas excavaciones que se hacen para determinar la arquitectura de un edificio y recuperar material cerámico útil en el fechamiento de los monumentos). Sobre el basmento piramidal se encuentra el basamento complementario, que sostiene el templo y su elevada crestería. El número de escalones del edificio no se conoce pues no ha sido excavado, pero el basamento que sostiene el templo cuenta con una escalinata exenta formada por ocho gradas (cuando hablamos de basamento piramidal del Templo III nos estamos refiriendo al de una pirámide truncada en la cual su cúspide no termina en punta sino en una plataforma rectangular).

 

tikalreconstructiontemp.jpg

 

El Templo III tiene una sola puerta de ingreso, que permite el acceso a la parte interna del recinto, donde se encuentran dos cámaras longitudinales. Esta puerta cuenta con el vano más ancho de todos los templos de Tikal y, encima de ella existió un dintel de madera compuesto por varias vigas no esculpidas. Este fue identificado como dintel 1 por el arqueólogo Mausdlay, numeración respetada posteriormente por los arqueólogos Maler y Spinden, pero debe aclararse que cuando el primero de ellos visito Tikal el dintel ya no estaba en su lugar, por lo que él lo reporta como “perdido” o “robado”, indicando que según las evidencias de campo debió contar con seis vigas de 6.09 m. de largo cada una, presuntamente no esculpidas. En las fotos de la época existe un gran derrumbe en este lugar y restos de madera de chicozapote fueron descubiertos dentro de los escombros, comfirmando el material con que fuera realizado el dintel. En la actualidad presenta maderos rollizos en sustitución del dintel, colocados durante los trabajos de restauración de la Universidad de Pennsylvania.

 

Entre la primera y segunda cámara del templo se encuentra el Dintel 2, único ejemplar original ubicado en el templo hasta junio de 1999 fecha en que lo sustituí por una réplica tallada en madera de chicozapote, este dintel estaba formado por diez largas vigas, que presentan una bella escena con tres personajes en donde sobresale la imagen del gobernante de turno realizando un ritual. Al dintel original le falta la primera viga la cual contenía la inscripción jeroglífica con la fecha dedicatoria y que, según Maudslay, fue robada dentro del lapso de sus dos visitas a Tikal, efectuadas entre 1875 y 1904, cuando vándalos lo cortaron con machete en grandes piezas. Hasta hoy dia nunca se ha tenido noticias de su paradero.

 

El Dintel 2 mide 2.18 m. de largo por 2.13 de ancho, y nueve de sus vigas originales están talladas en madera de chicozapote. Las vigas 1 y 10 forman el marco de la escena y ambas tuvieron la inscripción glifica y los datos biográficos de los participantes, pero lamentablemente sólo subsiste la número 10, en donde se menciona al gobernante de turno, llamdo Nu Bak Chak II y dice que es el gobernante número 30 en la línea de sucesión dinástica del linaje iniciado por Yax Moch Xoc.

 

Nuun-Ujol-K-inich.jpg

 

La escena representa al soberano Nu Bak Chak II como la figura central, vestido con un traje completo de piel de jaguar. El Señor es atendido por dos individuos de alto rango, que se encuentran realizando un ritual dedicatorio junto a un altar y uno de los asistentes está realizando una danza. Los acompañantes son de lato rango según puede inferirse por los atuendos que portan y los tres personajes portan báculos y cuchillos de pedernal con forma de tridentes, recordando el tridente que porta su abuelo Hasaw Kan K ́awil en el conocido Altar 5 dedicado 99 años antes. Toda la escena sucede sobre una banda celestial y el texto de la viga 10 incluye una serie de títulos para el gobernante, concluyendo con su nominal como Señor sagrado de Tikal. No hay duda que él es el responsable de la contrucción del templo.

 

La crestería del templo es hueca en su interior, como sucede con todas las de esta región, denominadas arqueológicamnte como “Cresterías Tipo petén”. Para distribuir el peso y lograr un mejor manejo estructural del la misma, los mayas construyeron cámaras abovedadas en tres niveles suerpuestos. El primer nivel está formado por una sola cámara abovedada, el segundo es una cámara dividida en dos secciones aboveadas, que denominé cámara norte y cámara sur, mientras que el tercer nivel repite el patrón del primero. En total, la crestería tiene cuatro cámaras pequeñas en sus tres niveles internos.

 

4475481172_4b1b7e036f_b.jpg

 

La única restauración que se había efectuado en el Templo III fue realizada entre los años de 1968 y 1969, por el Tikal Project, del Museo de la Universidad de Pennsylvania. Estos trabajos consistieron en la limpieza del área del templo y su crestería, por medio de la tala de vegetación, liberación de raíces y troncos, excavación y consolidación de la misma. Al momento de su intervención, la crestería presentaba fracturas en su parte superior, especialmente en la fachada. La cima de la crestería estaba casi completamente destruida a consecuancia de las raíces de los árboles, al igual que la parte media de la sección posterior de la crestería, a la altura de la segunda cámara. En el lado sur presentaba un enorme agujero que servía de nido para zopilotes, y es por ello que por algunos años fue llamado “el zopilotero”.

 

La intervención de Pensylvania también incluyó exploración y estabilización de las paredes exteriores e interiores de las cámaras, así como la exploración de los rellenos existentes entre los pisos y el techo de cada cámara. También se efectuó un registro entre el techo del templo y el piso de la primera cámara de la crestería, con el propósito de determinar la exitencia de otra bóveda, conocer la estructura interna de esta mampostería y determinar la posible existencia de fractruas en la misma.

 

4711651372_709bf0a5f4_b.jpg

 

En el área ocupada por el Dintel 1 se sustituyó el cono de presión mediante la colocación de rieles de ferrocarril que atraviesan la entrada de pared a pared y debajo de ellos se instalaron las vigas rollizas de corazón de madera de chicozapote. Se sustituyó además, buena parte de la pared Este de la primera cámara del templo, así como la primera viga del Dintel 2, cuya ausencia ponía en peligro la parte frontal del templo y su friso. La intervención tuvo como propósito recuperar la estabilidad estructural del conjunto, por lo que la fachada de la crestería fue resanada en su totalidad.

 

Para facilitar la limpieza y el mantenimiento del edificio, se fijaron anclajes de hierro de media pulgada de espesor en la parte central de la fachada de la crestería, partiendo del techo de templo hacia la parte más alta. Estos se colocaron también con la intención de darle tratamiento preventivo a los morteros de la piedra de sillería y para limpiar la vegetación que crece con la temporada lluviosa. Durante mucho tiempo cumplió su cometido, hasta que los anclajes se deterioraron y no dieron seguridad al personal del Parque Tikal para efectuar su misión, motivo por el que fue abandonado paulatinamente su mantenimiento. Estos anclajes no fueron sustituidos posteriormente, sino hasta principios de 1999 durante los trabajos que realice en el templo.

 

En nuestro proyecto de restauración se inyectaron las grietas existentes en el templo, se sustituyó la piedra caliza que se encontraba dañada, se resanó el estuco de las bóvedas internas de la crestería, de las cámaras del templo y se sello e impermeabilizó con materiales naturales el techo de la crestería, así como el resane total de todas las paredes internas y externas del templo y la restauración del piso de la plataforma de sustentación superior de la pirámide del templo. Asi mismo se sustituyó el Dintel 2 por una copia tallada en madera de chicozapote realizada por el artísta Noé Felipe Gregorio.

 

Las vigas que confarmaban el dintel original fueron depositadas en una bodega del Parque Nacional Tikal esperando que fueran restauradas por los técnicos del Instituto de Antropología e Historia, mientras tanto nosotros contruimos una réplica de las paredes que sostenían el dintel II en el Museo Sylvannus Morley, para que cuando este dintel fuera restaurado y consolidado se colocara en el museo, sin embargo hasta el momeno no tengo ninguna noticia sobre su restauración y montaje.

 

En marzo del año 2001 realice una visita de trabajo a Tikal, esa vez con el propósito de realizar análisis químicos en los estucos de varios edificios del parque y para mi sorpresa cuando quise subir a Templo III para observar el estado de conservación de la restauración que realizamos en el año 1999, el ingreso de turistas al templo estaba vedado por la administración del parque, algo que contradice los propósitos y la filosofía de la restauración de monumentos en la actualidad, que es restaurar para darle uso a los monumentos del pasado, es decir darle el “valor vivo” que se merecen.

 

perspectivatikal.jpg

Comentar este post